6 Hábitos Mentales para Dejar de Sufrir

sukka

Toda nuestra vida es una relación entre el placer y el sufrimiento.  Una cosa es cierta, hasta que el ser humano no empieza a sufrir, no busca el camino espiritual o la vía hacia la sanación.  Donde el placer termina, comienza el sufrimiento. Aún más, si perdemos el objeto de nuestro placer, nos embarcamos en el camino doloroso y transformador del sufrimiento. En muchos años que he trabajado en el mundo de yoga y meditación, encontré que la mayoría de mis alumnos comenzaron a practicar el yoga en los momentos críticos de su sufrimiento  tales como el divorcio, la muerte de un ser querido, la perdida de trabajo, un mal estado físico, la obesidad, los conflictos familiares y las enfermedades.

Con respeto al tema, quiero compartir una analogía hecha por uno de mis profesores de Ayurveda & Filosofía de yoga en Tailandia sobre la relación del sufrimiento y el placer. Tomando en clase un jugo verde lleno de pepinos, acelga, espinaca, jengibre y espirulina y poniendo una cara de asco, nos dijo: “Ven estudiantes, cuando tomo este jugo, sufro por el sabor terrible que tiene para obtener más placer de un cuerpo sano en el futuro. Por otra parte si tomara una botella rica del vino tinto, sentiría placer en el momento para después sufrir del mal estado mental y físico.”

Sus palabras siempre me recuerdan de la relación cercana y co-dependiente del placer y sufrimiento.  Mientras más placer sentimos,  más sufriremos en el futuro. No es sorprendente que algunas parejas ya desde el principio de su relación comienzan a sufrir por el miedo a no perder el amor que tienen, o que en la primera semana de las vacaciones en una isla tropical ya tristemente pensamos que pronto se acabará el placer volviendo a nuestra realidad.

Una de las preguntas grandes de la filosofía de yoga es cómo salir de este círculo vicioso de sukkha (placer) y dukha (sufrimiento).

La respuesta es simple (en teoría) – el desapego. El desapego de todo lo que me da placer y el desapego de lo doloroso, comprendiendo que los dos estados van a pasar en algún momento. Eso no significa que tenemos que vivir en modo “zombi” llenos de apatía e ignorancia por el mundo, sino que aprender cómo mantenernos en el momento presente y sentir todo el poder del ahora.  Aquí están algunas de las formas de cultivar el desapego:

  1. Cultiva la práctica de meditación como la forma de quedarte en el momento presente. La mente tiene la tendencia de preocuparse por el futuro o deprimirse por el pasado aunque el único momento que existe es el de ahora.
  2. Expresa tu gratitud por toda la experiencia en tu vida, la placentera y la dolorosa. Si aceptas lo desagradable en tu vida como la parte integral de ella, menos sufrirás cuando se acaba algo que te produce placer.
  3. Acepta la impermanencia de la vida y que todo tiene su comienzo y termino.
  4. Tenga compasión para los demás. Es fácil caer en la ansiedad del ego que nunca está completamente feliz y te hace creer que siempre necesitas algo más. Cuando tu atención cambia hacia el ayudar a los demás tu ansiedad desaparece.
  5. Encuentra tu misión y haga pasos diarios para lograr tus sueños pero no te fijas en el resultado sino que el proceso. La vida casi nunca resulta exactamente como hemos pensado.
  6. Ten fe en el flujo de la vida y acepta que eres pequeño antes de ella. La humildad es una de las mejores formas de callar el ego que depende de los méritos y placer y condena el fracaso.

 

4 Posturas del Yoga para una Columna Sana

Si sufres del dolor de la espalda crónico y te falta energía, estas 4 posturas del yoga pueden   salvarte.

Una columna sana es clave para nuestra vitalidad y longevidad. Sin embargo, la sobrecarga psico-física, pasar demasiadas horas sentados, y falta de fuerza de la musculatura de la espalda, pueden causar diversas dolencias. En el nivel mental, asumir demasiada responsabilidad (y, a menudo asumir la responsabilidad por los demás) también puede causar dolor en la espalda y los hombros. Nuestra columna está compuesta por 33-34 vértebras en 5 regiones que siguen: región cervical (7 vértebras, C1-C7), región torácica (12 vértebras, T1-T12), región lumbar (5 vértebras, L1-L5), región sacra (5 vértebras, S1-S5) y región coxígea (4 vértebras, inconstantes). ​Aunque nuestra columna vertebral es el “pilar de soporte” de nuestro esqueleto, también es flexible en su estructura de vertebras y discos intervertebrales. Metafóricamente, nuestra columna vertebral representa el equilibrio entre nuestra fuerza interior y nuestra parte suave y sensible. De acuerdo con la filosofía del yoga y en el nivel energético, el cuerpo humano posee 72,000 canales de energía, conocidos como los Nadi.  Los tres principales Ida, Pingala y Sushumna, se encuentran en el canal vertebral, donde pasan los nervios. Los Nadi representan nuestra naturaleza dualista y la relación de nuestra energía femenina y masculina.

Para alcanzar el equilibrio psico-físico y espiritual, es de inmensa importancia, estimular la movilidad de nuestra columna vertebral y fortalecer la musculatura de soporte. Aquí hay algunos ejercicios de yoga para fortalecer y estirar la columna vertebral. También es importante conectar la respiración fluida y continua por la nariz, con cada ejercicio.

La postura del niño

Siéntese de rodillas, acerque los isquiones a los talones y estire la columna presionando el pecho hacia los cuádriceps. También puede poner una manta debajo de las rodillas si encuentra la posición incómoda. Puede mantener las rodillas juntas o separarlas un poco para obtener más espacio para la parte lumbar. Los brazos pueden dejar estirados al frente de su cabeza. Conéctese con la respiración por la nariz, cerrando levemente la garganta. Respire hasta el vientre. Queden se en la postura por lo menos 5 -10 alientos.Polozaj djeteta Slika 1.jpg

Gato – Vaca 

Baje las rodillas (también usar la manta para protegerlas) y coloque las muñecas directamente debajo de los hombros y empuje las palmas contra el piso. Inhalando, abre el pecho, gire los hombros hacia atrás, levanta la barbilla. Exhalando, curve la espalda, extiende los hombros hacia abajo para que las palmas presionen el suelo. Guarde la cola. Repita de 5 a 10 veces a un ritmo lento.Krava i Macka slika 2

Perro Boca Abajo 

Presione las palmas y los pies contra el piso, presione la caja torácica hacia los cuádriceps y levante las caderas hacia arriba para sentir la extensión la columna. Si tu espalda se empieza a curvar, modifique la posición levantando los talones del suelo, doblando las rodillas y luego presionando el pecho hacia las piernas. Respire por la nariz, apretando la garganta levemente. Mantenga la mirada hacia las rodillas o el ombligo. Manténgase en la posición de 5 a 10 respiraciones.Pas prema dolje Slika 3

Cobra 

Acuéstese sobre su vientre, relájese los glúteos. Mantenga las palmas a la altura del pecho. Levante el pecho del suelo y respire (5 alientos). Baje el pecho y relájese. Pruebe la misma posición, pero esta vez levantando las palmas del suelo. Mantenga la postura con la pura fuerza de su espalda. Además, puede estirar las manos hacia atrás, entrelazar los dedos, y estirar el pecho y los hombros aún más. Mantenga la postura por 5 alientos.Kobra Slika 4.jpg

La Dieta del Yogi

shutterstock_540997561-min

¿Como lograr paz y equilibrio a través de la dieta?

Se dice que nunca se debe discutir sobre la política, los gustos y la religión. Yo agregaría, ni sobre las preferencias de dieta.  Los amantes de la carne voltean sus ojos cuando un vegano empieza a imponer sus recetas con semillas y agua de coco, y al mismo tiempo los vegetarianos no se dejan de sorprender de la poca consciencia que tiene la gente carnívora. Y si eso no fuera suficiente, siempre han existido las  polémicas entre los vegetarianos que son leales a la dieta cruda y los que se alimentan en forma macrobiótica, lacto-vegetariana, etc. Y no quiero ni hablar sobre las guerras online entre los varios nutricionistas auténticos, los deportistas, información contradictoria disponible en  internet. Sin embargo, aún no sabemos si el aceite de coco es bueno o malo. Una cosa es cierta, nuestra nutrición es un tema bien personal y directamente vinculado con nuestras emociones, niveles de energía, estado mental y físico y también – con nuestra cultura. Rechazar el arroz en Asia es visto como una falta de respeto, aunque uno dedique su dieta a bajos carbohidratos. En Chile y Argentina, un asado es una manera de compartir tiempo con la familia y amigos. Así, a veces lo que la sociedad impone es difícil de sobrepasar para seguir un camino propio y consciente.

Una cosa es cierta, si se sienten livianos, aterrizados y con ganas de conquistar el mundo, lo más probable es que su nutrición sea equilibrada. Si se sienten amargos, pesados, deprimidos, irritables, flojos o tienen la tendencia de ganar peso fácilmente, se debe revisar bien su régimen de alimentación –  quizás con un nutricionista oficial.

Sin embargo, es interesante la mirada yógica sobre la relación de comida y nuestro cuerpo.

En Yoga y su ciencia hermana Ayurveda, se dice que la nutrición que apoya la práctica de yoga tiene que ser Sáttvica. Sattva se refiere a la calidad sutil encontrada en toda la naturaleza. Toda la naturaleza es compuesta por 3 calidades conocidas como GUNAS – SATVA, TAMAS & RAJAS. Se puede decir que las gunas en nutrición funcionan según el principio “Eres lo que comes”.

SATTVA

Por lo tanto, la comida sáttvica  promueve una mente clara, un buen metabolismo,  alegría, un cuerpo ligero y lleno de energía vital.  La dieta sáttvica es compuesta  principalmente de comida vegetariana fresca, jugosa y nutritiva, ya sea cocida o cruda, pero siempre fácil de digerir y hecha con amor. Este tipo de alimentación también está libre de aditivos y conservantes, por lo que usualmente incluye verduras, frutas, legumbres, cereales integrales, la miel, semillas  y jugos frescos, entre otros.

TAMAS

Tamas es un estado de oscuridad, inercia, inactividad y materialidad.  De ahí que los alimentos tamásicos incluyen carnes preservados, champiñones, alcohol, tortas, pan  y  básicamente todos alimentos que  se tratan químicamente, se procesan o se refinan.  Una dieta tamásica destruye la capacidad del cuerpo para auto-sanarse y a largo plazo es muy dañina. En nivel mental la comida tamasica produce flojera, inercia, rabia y falta de claridad mental.  Por ello que comer en exceso es un ejemplo de comportamiento tamasico.

RAJAS

Rajas es un estado de energía, acción, cambio y movimiento. La naturaleza de rajas es de atracción,  y apego y rajas nos une fuertemente a los frutos de nuestro trabajo. Los alimentos rajásicos incluyen alimentos fritos, picantes y estimulantes, ajo, chocolate, cafeína, azúcar, carne y pescado entre otros. Tabaco también cae en la categoría de rajas. La Comida rajasica aumenta egoísmo, agresión, la tendencia de controlar el resto, e insomnio.

Para concluir, Sattva es un estado de armonía, equilibrio, alegría e inteligencia. Sattva es el guna que el yogui  logra a medida que reduce rajas y tamas y así hace posible la liberación. Para aumentar sattva, reduzca tanto rajas como tamas, coma alimentos sáttvicos y disfrute de actividades y ambientes que producen alegría y pensamientos positivos.

Lo que me di cuenta después de muchos años de practica del yoga, es que, para llegar a la percepción profunda de la relación entre nuestro estado de animo, físico y mental uno tiene que “volver” al momento presente y saber a escuchar y observar los señales corporales.  Esta sensibilidad corporal y mental se aumenta a través de una práctica continua y dedicada.

Para más info sobre nuestros programas del yoga visite suvitayogabienestar.com

 

YOGA Y RUNNING

 

¿Cómo te puede ayudar la conciencia yógica para tu próximo maratón?

En los últimos años, el número de personas que corre  ha aumentado en forma significativa, ya sea como una manera de que jóvenes ejecutivos combatan estrés y se mantengan en buena condición física, de que una familia disfrute su tiempo libre o como un método personal para fortalecer la propia voluntad y sobrepasar los límites de su mente y cuerpo. Las maratones se han hecho populares mundialmente en todos los tipos de condiciones climáticas y geográficas. Aunque es lógico que uno se una al río masivo de trotadores para mejorar o mantener su salud y el estado físico, sin conciencia profunda sobre nuestro cuerpo, uno puede lesionarse fácilmente (especialmente si empieza a trotar o hacer cualquier otro tipo de ejercicio a una edad más madura).

Por lo tanto, los principios de yoga pueden ayudar y complementar tu proyecto de participar en los maratones como una forma de desarrollar más conciencia corporal:

  1. Conociendo la base, es decir los pies

La práctica de las posturas del yoga comienza con los pies al igual que una casa comienza por su base.

Si tienen años de experiencia, seguramente saben que cuando trotan  nunca deben presionar los partes  interiores de los pies o caer bruscamente sobre los talones sino que, distribuir el peso en forma pareja, aterrizando por la parte central del pie.

Distribuyendo nuestro peso en forma adecuada sobre los pies, no solamente alivia el exceso de peso, sino que previene lesiones de la rodilla.  Se debe ser consciente de los puntos del pie que sirven como la base para yoga, caminar y trotar de forma continua y segura. Cuando estén parados, presionen la parte exterior del pie, el talón, la raíz del dedo gordo. Para sentirlo mejor, mientras presionan los puntos del pie mencionados, pueden levantar todos los dedos. Tanto el arco como la parte interior del pie, deberían estar elevados.

“Enchufando” el pie de esta forma permite la dorsiflexión del tobillo y como tal  estabiliza la parte de la tibia (tibialis anterior), la que es muy sujeta a moverse y desestabilizarse. La contracción de la tibia estabiliza la rodilla, y esta debería estar ajustada con el centro del pie en su forma doblada, mientras se está corriendo.

  1. El tronco fuerte es la clave de un buen trotador

Nunca deberían colapsar en la cadera, sino que giren la pelvis hacia adelante y activan el tronco para no sobrecargar la parte inferior del cuerpo. Un ejercicio que les puede ayudar a ser más conscientes de su movilidad pélvica, es sentarse en el suelo, doblando las rodillas y manteniéndolas juntas, dorsiflexionando los pies. La columna se ajusta directamente encima de los isquiones, de ahí que al inhalar pueden enderezar la espalda (la pelvis se mantiene en posición neutral) y con exhalar curvan la espalda (la pelvis se mueve hacia adelante).

 

  1. La respiración adecuada

Mantengan la caja torácica abierta y los hombros relajados, evitan la respiración rápida y superficial.  Inhalan y exhalan en forma profunda y extendida. Aunque cuando se trota uno respira por la nariz y boca que es diferente del yoga donde por la gran cantidad de las asanas se respira por la nariz, uno puede profundizar su respiración a través del yoga.   Una manera de desarrollar

la conciencia de la respiración es recostándose sobre la espalda y poniendo los dedos sobre el borde del diafragma y las costillas. Inhalando permitimos que el vientre se expanda hacia arriba, la caja torácica hacia afuera y el pecho hacia arriba. Cuando exhalamos, el pecho baja, la caja torácica regresa a su posición normal y el vientre baja. Repetimos 20 veces sin perder la concentración, contando para inhalación 1-4, exhalación 1-4. Si quieren extender la exhalación cuentan 1-8.

Para fortalecer su tronco, ganar conciencia de respiración y su cuerpo, les recomendó nuestras clases en https://suvitayogabienestar.com/clases/

 

Yoga para mi Peso Ideal

yoga-and-nutrition-2-500x220

Aunque la práctica del yoga nunca fue diseñada como herramienta para perder peso, ni para  obsesionarse por la apariencia física y el peso corporal, ser diligente en su práctica y tomarla de la manera más integral ayudará a alcanzar y mantener su peso ideal. A lo largo de mi vida como bailarina en el pasado, profesora de danza y hoy como profesora de yoga, me he encontrado con muchos bailarines y otros artistas que han luchado con la presión de tener el peso corporal ideal. El estrés para estar “delgado/ delgada” se refleja en experimentos con varias  dietas de moda, en caer en círculos viciosos de pasar por hambre / atracones y luego en experimentar fluctuaciones en el peso, el estado de ánimo y la autoestima general. Está de más decir que estos patrones pueden traer  una variedad de complicaciones de salud, tales como la obesidad, la anorexia, bulimia, problemas cardiológicos, trastornos del sistema nervioso entre otros. He descubierto que, aunque ciertas profesiones, como ballet, gimnasia o modelaje proporcionan el terreno más  fértil para el desarrollo de trastornos alimentarios, la causa principal de cualquier tipo de desorden, ya sea el sobrepeso o la anorexia, se debe a la falta de conexión interna adecuada. Por supuesto, la vida a menudo impondrá factores externos y desafíos que causan “desconexión”, pero podemos superar estos obstáculos estableciendo una relación sana con nuestro Ser, basada en el principio yógico de  Ahimsa: el concepto de no violencia que cultiva amor, respeto y buena intención hacia uno mismo y los demás.

Aquí es donde la práctica del yoga viene como una respuesta a las oraciones de uno en términos de desarrollar un vínculo saludable con uno mismo, una actitud positiva hacia el cuerpo y la intuición que nos ayuda a tomar decisiones de vida más sabias. (¡No es de extrañar que tantos bailarines y gimnastas se convirtieran en profesores de yoga!). Personalmente,  la práctica de yoga me ayudó a agudizar mi intuición en términos de elegir los alimentos correctos y su cantidad, y distinguir entre la necesidad fisiológica real y el ansia. Además, si la práctica se toma de la manera correcta, el foco estará en lo interno y no en el cuerpo físico superficial, que es otro síntoma de no solo las profesiones mencionadas anteriormente, sino también de la presión social de tener que ser delgados, especialmente las mujeres. Al desarrollar un enfoque interno y aprender a aceptar las cosas tal como son, y a nosotros mismos tal como somos, abrimos la puerta de entrada a la transformación y la fuerza sorprendente.

Habiendo dicho eso, la práctica de Asana hace maravillas en nuestro instrumento vital: nuestro cuerpo, ya que tonificará los músculos, mejorará nuestra postura, construirá nuestro core y mejorará nuestra forma física general. Además, practicar en forma regular y correctamente cambia los patrones de la mente y alivia el sistema nervioso. Por lo tanto, el comer por el desequilibrio emocional,  por el estrés, por la depresión o cualquier otro trastorno a nivel mental, sin duda disminuirá y nos traerá un estado de equilibrio interno, fuerza y ​​bienestar. En consecuencia, aunque mantener un peso saludable involucra comer sabiamente y elegir frutas y vegetales en vez de azúcares refinados, así como hacer ejercicio regularmente, al practicar yoga obtendremos una comprensión más intuitiva de lo que nuestro cuerpo y  mente realmente necesitan para estar sanos y felices

¿Somos realmente tan “buenos” o sufrimos del Síndrome del Complaciente?

 

yes-man-review-L-bZreNw
¿Qué dice la filosofía del yoga sobre eso?
Uno de los dos principios más importantes en la filosofía del yoga son Ahimsa que en Sáncricto significa no violencia y respeto de la vida y Satya que se refiere a la sinceridad y honestidad.
Muchas veces, eso se interpreta como si siempre tuviéramos que actuar de buena forma para no dañar nuestro entorno. Sin embargo, a veces al no dañar a los demás, podemos hacer daño a nosotros mismos. Esto es muy común en la gente que sufre del Síndrome del Complaciente, el cual es una forma adictiva de nunca decir “no” a algo que no nos gusta, de intentar de acomodar a los demás antes que nosotros mismos por el miedo de no caer mal a los demás o estar excluidos. En el fondo, esto es una forma excesiva de preocuparse de lo que piensan los demás de nosotros. De esta forma no nos atrevemos a rechazar las extras tareas en el trabajo que no nos corresponden, aguantamos maltrato, no nos quejamos cuando nos cobran extra por algún servicio sin explicación, sufrimos de perfeccionismo, y tenemos miedo de luchar por lo que nos pertenece o simplemente defender nuestro espacio privado. Simplemente decimos “SI” a todo y luego pasamos por disonancia cognitiva que se parece a una tortura mental de sentimientos opuestos. A primera vista este comportamiento se puede ver como una señal de ausencia del Ego (que también se glorifica mucho en las filosofías del Oriente) y altruismo, pero en realidad es una señal del otro extremo del Egoísmo – la necesidad de ser aceptado y amado por todos, en vez de actuar con honestidad con uno mismo. Al no poner límites y ser asertivo uno no puede actuar en forma sincera ya que a nivel subconsciente, el síndrome de Complaciente trae mucho resentimiento interno que nos hace daño. Y si hay resentimiento detrás de nuestros hechos, no estamos actuando con el corazón abierto sino que del Ego y codependencia.

Ahimsa y Satya se refieren al respetar y ser sincero con uno mismo y de igual forma con los demás. Luego, si uno se embarca en el camino maravilloso del yoga y ha sufrido mucho de lo anterior, encontrarse con su propia verdad y poner los límites con los demás (con amor) es la mejor forma de crecer y evolucionar aunque se trate de la familia o amigos de uno.
A partir de lo anterior, surge una nueva pregunta: “¿Cómo saber si estoy actuando con amor o con la necesidad adictiva de complacer? Cuando cerramos los ojos en la meditación y nos preguntamos, ¿Me está trayendo paz y amor esta decisión? Si la respuesta es sí y se siente felicidad, es una buena señal.
Por otra parte, cuando estamos entregando o haciendo algo desde el amor, no debemos esperar la vuelta condicional. Lo que si es cierto es que la manera segura de hacernos infelices es tratar de hacer felices a TODOS.
En todo caso, es un camino largo de aprendizaje en cual se necesita mucha paciencia, introspección, práctica meditativa y amor hacia uno mismo.

¿Qué estilo de yoga elegir entre tantos estilos?

Ivana blog estiloYoga en sánscrito significa unión y se considera que la práctica del yoga lleva al equilibrio entre la mente, cuerpo y espíritu. Hay muchos tipos de yoga que merece un blog independiente, pero lo que se refiere a la práctica física de las posturas acompañada con la respiración   y que se hizo popular  mundialmente  en las últimas décadas se llama Hatha Yoga.  Bajo de Hatha Yoga hay muchos estilos que se pueden practicar en centros de yoga.

Practicando Hatha yoga uno puede lograr que el cuerpo sea más flexible, firme y sano llevándolo también a su peso ideal (el énfasis está en su peso ideal según la naturaleza de cada uno, porque a menudo nuestro concepto de peso ideal está basado en la dictadura de las revistas de moda y la comparación con los demás). La práctica de yoga tiene un efecto desintoxicante en su cuerpo interno, estado mental y espíritu.

En el mundo del yoga a menudo se dice, el hatha yoga es para todos, pero no todos los estilos de yoga son adecuados para todos.  Cuando empiezan a buscar centros de yoga,  van a encontrar una variedad de nombres de clases como Iyengar, Ashtanga Vinyasa, Power Yoga, Vinyasa Yoga, Yin Yoga, Yoga Restaurativo, Slow Flow, etc ¿Cuál elegir? Aunque una gran cantidad dependerá de la experiencia de los profesores y su capacidad para adaptarse a los estudiantes, lo que uno puede esperar de cada estilo es lo siguiente.

  1. Yin Yoga, Slow Flow o Yoga Restaurativo- son opciones ideales para gente mayor, personas con lesiones físicas, principiantes, o alumnos que prefieren una clase con enfoque en relajación y un tiempo más lento de la práctica de yoga. En estas clases normalmente hay bastante énfasis en técnicas de respiración, el uso de los props para ayudar con el alineamiento y varias técnicas guiadas de meditación y  relajación.
  2. Power Yoga –  Si usted todavía tiene prejuicios que el yoga es aburrido y demasiado estático para usted, en esta clase se van a convencer que la práctica del yoga es justo lo contrario de su convicción. Con buena música del fondo, secuencias dinámicas y serie de ejercicios para fortalecer los músculos, se puede esperar un litro de sudor durante la clase y la misma intensidad como en la clase de fitness.
  3. Vinyasa Flow –  Un estilo bien parecido al Power Yoga según la intensidad pero  con un poco más énfasis en la fluidez, esta clase a veces se parece a danza contemporánea. Comenzando con el saludo al sol, las secuencias son dinámicas y siempre diferentes. ¡Y por supuesto, nada sin una respiración adecuada y continúa!
  4. Ashtanga Vinyasa Yoga-   Aunque se trata de un sistema perfecto y dinámico para el desarrollo personal en el nivel físico y mental, a menudo se considera controvertido debido a la rigidez y  asistencias bastante exigentes. Se requiere una gran disciplina para obtener los beneficios de Ashtanga Vinyasa, teniendo en cuenta que hay una secuencia exacta de las posturas que se realizan, y sólo cuando el estudiante ha aprendido la serie de asanas más básicas (que puede tomar meses o años), el maestro sigue con las posturas siguientes. Pero si uno mantiene la actitud humilde y paciente, a través de la práctica continua, se experimentará una gran transformación. Al mismo tiempo, las versiones modernas del día, como Power Yoga y Vinyasa Flow se basan en esta disciplina.
  5. Yoga Iyengar – se centra en la máxima precisión del alineamiento  con la ayuda de una gama de props como bloques, mantas, cojines, cintas, sillas, etc, Iyengar ofrece una comprensión profunda de nuestra propia anatomía y fisiología. También, la práctica desarrolla la virtud  de paciencia debido a que las asanas se ejecutan por mucho más tiempo que en Ashtanga Vinyasa y Vinyasa Flow.